EL FINAL DE UN ROCKSTAR, EL INICIO DE UNA LEYENDA

Por: Javier Emiliano Pérez Aguilar

La Muerte de Freddie Mercury

Aprovechando el éxito que ha tenido la película Bohemian Rhapsody (2019), que retrata la historia del cantante Freddie Mercury dentro de la banda Queen, en este artículo daré a conocer cómo fueron los últimos años de vida del vocalista después de que fuera diagnosticado con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

En 1986 se llevó a cabo la gira por Europa de Queen "The Magic Tour ´86", siendo la última gira de Freddie Mercury. De hecho, fue la más exitosa para la banda, en ella el cantante de I want to break free usó su icónica chamarra amarilla en Wembley.

Brian May, guitarrista de la banda, recuerda que Freddie le dijo que esa sería la última gira que haría. May no le dio mucha importancia pues el vocalista comentaba eso en la mayoría de las giras que hacían.

Freddie Mercury fue diagnosticado con VIH en 1987, de las primeras personas en enterarse fue Mary Austin, la mejor amiga de Freddie que siempre la consideró como el amor de su vida. Tiempo después le dijo al manager de la banda, Jim Beach.

El aspecto de Freddie comenzó a deteriorarse causando el surgimiento de rumores. Durante ese periodo de tiempo, dos amantes de Mercury fallecieron como consecuencia del SIDA.

May recuerda que un día Freddie reunió a la banda y les dijo; "Miren, saben lo que estoy sufriendo, pero no quiero volver a hablar de ello, solo quiero hacer música hasta el maldito día que me muera, así que manos a la obra".

Para liberar tensión entre la banda llegaron al acuerdo de dividir las ganancias de la canciones en cuatro partes iguales, sin importar quién había aportado qué a los proyectos.

Con el tiempo Freddie fue empeorando, haciendo muy notorio el hecho de que estaba enfermo, su salud se convirtió en un tema polémico en Londres, Inglaterra. Y es que la gente y la prensa comenzaron a invadir la privacidad de la banda, al grado de introducir cámaras por las ventanas del estudio, además diariamente y a todas horas cientos de personas rodeaban su casa.

Mercury se convirtió en el centro de atención ocupando las primeras planas de los periódicos con titulares como "Is This Man Dying?" (¿Se está muriendo este hombre?). La banda se vio obligada a mudarse a Montreux Suiza, allá el vocalista pudo descansar del ojo público.

De acuerdo a Roger Taylor, baterista de la agrupación, mientras más enfermo se encontraba Freddie más ganas tenía de grabar, a pesar de su estado grave lograba cantar con una increíble fuerza, lo que se puede notar en el video musical de "These Are The Days Of Our Lives".

Brian May declaró que Freddie les decía: "Sigan dándome canciones, sigan dándome cosas, cantaré y después podrán hacer lo que quieran con ellas, podrán terminarlas".

En una entrevista Mary Austin comentó que Freddie la citó un domingo, las palabras exactas de Freddie hacía ella fueron: "Se exactamente en donde quiero que me pongas, pero nadie debe saber porque no quiero que me desentierren, solo quiero descansar en paz". A la fecha Mary es la única persona que sabe en dónde se encuentran los restos de Freddie.

El artista también decidió heredarle a Mary la mitad de sus regalías y su mansión; esta al principio se negó, sin embargo Mercury le dijo que si las cosas hubieran sido distintas ella se habría convertido en su esposa y de todas formas su casa y bienes le pertenecerían.

May recuerda que mientras grababan la canción "Mother Love", al llegar al último verso Freddie dijo que se encontraba muy cansado para hacerlo en ese momento, pero que volvería otro día a terminarla sin embargo no regresó.

El 24 de noviembre de 1991 Roger Taylor se encontraba en camino a la casa de Freddie en Garden Lodge cuando recibió una llamada de Peter Freestone, asistente personal del vocalista, diciendo que no se molestara en venir pues acababa de fallecer el líder de Queen.

Brian May selló un epitafio en la estatua de Freddie de Montreux que dice "Lover of Life, Singer of Songs" ("Amante de la vida, cantante de canciones").

El 20 de abril de 1992 en el estadio de Wembley, Queen llevó a cabo un concierto en honor a Freddie Mercury, en él cantantes importantes como Elton John, George Michael, Axl Rose y David Bowie, cantaron.

En 1995, Queen sacó su último disco titulado "Made in Heaven" cuya portada es la estatua de Freddie en Montreux. Dos años después sacaron la canción "No One But You" donde recuerdan al vocalista.

Tras la muerte de Freddie John Deacon, bajista de Queen, decidió retirarse de los escenarios para siempre, pues consideraba que sin su amigo no tenía sentido continuar con la banda.

Parece que a pesar de todo Freddie tuvo razón cuando dijo: